Saltar al contenido
Revista y blog de viajes

Samara: Cultura y naturaleza

Situado en la parte sur oriental de la parte  europea de  Rusia, justo en la unión del río Volga y el río Samara, se levanta la ciudad homónima de este último río.

Este lugar rompe con el estereotipo de la Rusia rural y es famoso por cautivar a sus visitantes por sus vistas que conjugan  una imagen casi perfecta de edificios clásicos,  hermosos terraplenes y naturaleza típica de un suave clima continental.

Su frente del río es considerado como uno de los lugares favoritos tanto para los turistas como para los locales. Samara es también uno de los centros más grandes e importantes de la Federación Rusa en lo político, social, económico, industrial y cultural.

¿Que hacer en unas vacaciones en Samara?

Dada la buena estima que tuvieron dictadores como Lenin y Stalin (este último ubicó ahí su búnker en la segunda Guerra Mundial) a Samara, esta pudo desarrollarse en muchos aspectos, desde lo cultural hasta lo industrial. Un viajero no puede apartar de su lista de prioridades las siguientes visitas en esta ciudad rusa:

Sala de la Filarmónica de Samara

Ubicado cerca de 7,2 kilómetros de distancia del centro de la ciudad, éste lugar es descrito como uno de los más bellos edificios locales con sus balcones, que se asemejan a una concha de mar. Este  conjunto arquitectónico es utilizado para la celebración de espectáculos de danza profesionales y tradicionales. Cualquier amante de la danza clásica y contemporánea pagaría lo que fuese por asistir a una noche de espectáculos en este lugar, pero no es necesario mucho sacrificio dado lo económicas y siempre disponibles entradas para las funciones todo el año.

Paseo por el Río Volga

El río más grande de Europa ofrece unos encantadores parajes y riveras  con playas limpias que sirven como lugar de socialización en los meses de verano. Se puede combinar un par de días en Samara con un crucero fluvial que puede durar entre 3 días y un par de semanas.

Iglesias ortodoxas de Samara

Samara se encuentra llena de viejas iglesias ortodoxas y una inusual cantidad de obras para la construcción de muchos nuevos templos de la misma religión. Existe un sitio muy interesante frente al monumento de la guerra que aun presenta imágenes y lemas relacionados con la historia soviética, la cual –paradójicamente– prohibió la religión durante mucho tiempo.

Surf en el Volga

Así suene un poco extraño, los entusiastas de los deportes acuáticos en Samara han ideado la manera de aprovechar las corrientes del Volga para practicar el surfing y body boarding e incluso sacar beneficio económico con una escuela y alquiler de equipo para la práctica de estos deportes.

Los  instructores del club han hecho bien sus deberes hasta el punto de contar con certificados de la International Surfing Association para ejercer la actividad con los mismos parámetros de seguridad y calidad que podemos encontrar en escuelas de Surf en indonesia y Hawái.

Reserva biológica Werner Santer

Para todos los amantes de la naturaleza y admiradores de su belleza, esta zona de vida silvestre ofrece una gran extensión de bosques,  pintorescos valles, senderos serpenteantes y una amplia variedad de especies de aves y animales salvajes que no se pueden observar en ningún otro lugar del mundo en su estado salvaje.

Hasta hace poco era muy caro y difícil llegar hasta Samara, pero con la proliferación de aerolíneas de bajo costo (como la rusa S7) y la apertura de los espacios aéreos internacionales, es muy fácil conseguir algún vuelo barato desde  cualquier punto de Europa hasta esta hermosa ciudad rusa vía  Frankfurt, Berlín, Viena o Ámsterdam.