Saltar al contenido
Revista y blog de viajes

Lamu, la isla en la que no existen los coches

Lamu es una pequeña isla situada en la costa norte de Kenya.

Sus paisajes naturales rodeado de una vegetación exuberante, y sus playas grandes desiertas hacen de esta isla desconocida para muchos, un destino turístico en el que el estrés y la rapidez no existen, y es que por no existir no existen ni vehículos.

Pequeño puerto pesquero en Lamu Kenya

El ver un coche en Lamu es un acontecimiento, por no decir que una utopía. El modo de transporte en la isla para sus habitantes es el burro, ese es su “coche”. Si se quieren desplazar a otra isla cercana emplean el dhow, una embarcación que es la misma que utilizaban los comerciantes árabes y persas cuando llegaron a Lamu en el siglo IX.

Una isla pequeña pero con una gran riqueza artística, y sobre todo religiosa, y es que tiene 26 mezquitas, lo que la convierte en un centro de peregrinación musulmana en el África oriental, siendo muchos los devotos que cada año acuden a Lamu.

 

Riqueza artística, religiosa, y cultural, y es que la cultura swahili está más que presente en Lamu. Está considerado el más antiguo y mejor conservado asentamiento de la cultura swahili en el África oriental.

La cultura shawili es el motivo de orgullo de esta isla, como muestra es el Lamu Museum y fundamentalmente el Swahili House Museum, enseñando sus modos de vida tradicional y artesanado en talla de madera.

Al sur de la isla, está la playa de Shela, cuyas dunas se extienden hasta conformar los 12 kilómetros de extensión que tiene. Ni que decir tiene que para desplazarse a la playa el burro es el “coche”.