Saltar al contenido
Revista y blog de viajes

La gastronomía de la India

 (donde puedes disfrutar de buenas ofertas de  para así disfrutar de lo mejor de los ) no destaca especialmente por su gastronomía, sin embargo ofrece platos con sabores fuertes y variados, especialmente en el terreno de los condimentos a base de especias. El ingrediente por excelencia en muchas de sus recetas es el arroz, llegándose a preparar de muchas formas según la región del país.

Diferentes clases sociales, diferencias en la gastronomía

La gran diferencia de clases sociales que hay en la India se traslada a la comida. Las clases adineradas pueden disfrutar de fiestas donde degustar excelentes platos con ingredientes refinados, sin embargo para otras muchas personas del país, un simple puñado de arroz o un plátano son los únicos alimentos que a lo largo del día se llevan a la boca.

El arror y el curry, los ingredientes esenciales

El arroz es el ingrediente esencial en la gastronomía de la India. Sirve como plato fuerte, como acompañamiento y como postre dulce. La mayoría de las veces va compuesto con el kari o curry. La función de esta salsa es condimentar cualquier plato, ya sea carne, verdura o sopa.

De hasta cien formas se puede preparar el kari según las regiones, ingredientes y dosis. La manera más común es machacarlo en un mortero hasta obtener un polvo fino.

Platos típicos de la India

En la India septentrional el plato tradicional está formado por los capati, que son hogazas elaboradas a base de una masa de harina y agua. Otro plato típico es el pulao, que es arroz guisado con azafrán.

También se hacen muchos platos con verduras y legumbres, y es que son innumerables las recetas con coliflor, guisantes y tomates, condimentadas con yogur y kari. Son muy consumidas las dal, que es una especie de lenteja cuya harina sirve de base para sopas y gachas.

En el sur de la India los platos son más picantes, destacando la sopa a la pimienta, que se hace con yerba vendayam y cebollas cocidas con agua con kari, azafrán, granos de pimienta, mostaza, ajo y pulpa de tamarindo; y el patna, cebollas de Bombay en adobo con pimienta roja.

Entre los platos con carne, el solomillo de cordero asado, acompañado de nata o de kari, es uno de los más exquisitos, como también el pollo relleno de arroz frito, que se llena de kari, o el curry de pollo.

En los dulces, destaca el halva, que es una sémola de arroz amasada con leche de coco, perfumada con uva, canela y almendras, y frita en mantequilla fundida. A esta mezcla se añaden el pudding, llamado khi y que está hecho con arroz o zanahorias, conservas de caramelo, nueces confitadas, ciruelas rellenas, dulces fritos en aceite hirviendo y luego sumergidos en jarabe. También los pastelillos perfumados con vainilla hechos a base de mantequilla, almendras y pulpa de coco es un dulce típico hindú.

Bebidas típicas de la India

La bebida más extendida es la leche, que se puede beber natural, hervida, cuajada, o condensada. El yogur diluido en agua con limón (lassi), es otra bebida refrescante que se consume mucho, y es que se vende en puestos ambulantes en muchas ciudades. En el sur del país se perfuma con jengibre, cebolla y pimienta.

El té se aromatiza con menta o cardamomo, siendo especialmente muy aprecido por su sabor el de Assam y Manipur. El café se prepara con un flitro de metal,  es más bien espeso y se sirve mezclado con bastante leche.

Los zumos de fruta son muy corrientes, a base de ananás, mango, naranja, manzana o limón, así como los jarabes de tamarindo, anís y menta, y la leche de almendras.