Saltar al contenido
Revista y blog de viajes

Geografia y Clima de Madrid

Los grandes centros urbanos se destacan por contar con una gran variedad de espacios destinados a los Atractivos Turísticos, sobre todo las que están dedicadas económicamente a este sector terciario, y en el caso de la ciudad de Madrid (conoce más información sobre los más económicos ) esto no será excepción, teniendo una gran variedad de espacios para aprender de la Tradición y Cultura española, como también disfrutar de los mejores Paisajes Naturales que ofrece, aunque también debemos tener en cuenta otros aspectos.

Si pensamos elegir este gran centro urbano como Destino Turístico, también debemos considerar las características relativas a su geografía y condiciones climáticas, lo que justamente brindaremos como análisis a continuación.

Entorno Geográfico

La ubicación geográfica de la ciudad de Madrid nos sitúa en el centro de la Península Ibérica, siendo un centro geográfico que tiene cercanía al Cerro de los Ángeles como paisaje natural, contando con una altura media de unos 667 metros sobre el nivel del mar, por lo que es una de las  capitales de Europa que se ubica a mayor altura.

También tenemos como punto de referencia a la Sierra de Guadarrama, que se encuentra en la zona de la Meseta Central, perteneciente a su ve a la Submeseta Sur, lo que le da no solo un entorno geográfico sino también le aporta sus características climáticas, propias también de toda la Cuenca del Tajo.

El río que tiene mayor influencia con la ciudad es el Manzanares, que tiene afluentes en los arroyos Tejada y Marina, como también el Valdelamasa, Moraleja, de la Vega o Viñuelas, formando una zona que gira en torno a la ciudad universitaria , hacia Puente del Rey y la zona de los Altos del Hipódromo, donde se destaca la presencia de la Fuente Castellana. Si deseas viajar en tren, te recomendamos optar por los .

Aspectos Climáticos

La clasificación correspondiente a la ciudad de Madrid está enmarcada en un clima de tipo Mediterráneo Continental, teniendo una fuerte influencia por el desarrollo urbano y las condiciones que este propicia, dando como resultado, no obstante a ello, una temperatura media de 14.5°C bastante agradable durante todo el año.

Los inviernos son bastante crudos y difíciles, contando con mínimas que bajan a menos de 4°C, con la frecuencia de nevadas, mientras que el contraste se da en Julio y Agosto cuando en plena época veraniega la temperatura media es de 24°C, con algunas veces la temperatura máxima llegando a más de 35°C.

El nivel de precipitaciones alcanza a superar la barrera de los 400 milímetros, teniendo una estación seca de Junio a Septiembre desarrollándose sobre todo en pleno verano, concentrándose las lluvias fundamentalmente en el Noroeste, mientras que su opuesto es más bien árida.