Saltar al contenido
Revista y blog de viajes

De aperitivos en Jordania

Messe Jordania

Una de las sorpresas más grandes que se llevan quienes viajan por primera vez a Jordania es que siendo un país tan árido pueda haber una oferta gastronómica tan variada y con una amplitud que va de lo dulce a lo amargo en un mismo plato combinado de una manera tan magistral que ni el más conservador de los paladares se podrá resistir a una segunda ronda.

La comida jordana está basada en hierbas como la menta, romero y salvia y semillas como el sésamo y cardamomo, así que por muy poco ortodoxo que sea el aspecto de las comidas, van a estar hechas con toda seguridad de los productos más saludables que ofrece la naturaleza.

 Mezze típico de Jordania

Mezze

El mezze es el típico aperitivo jordano que se come antes del plato fuerte o a mitad de tarde. No está compuesto por platos fijos, sino puede variar con uno o varios de las siguientes especialidades:

  • Hummus (hummous)

Garbanzos cocidos y  mezclados hasta alcanzar una suavidad perfecta y mezclada con ajo, aceite de oliva, jugo de limón y un poco de perejil. El hummus es una crema muy difundida por todo el mundo árabe y posiblemente fue inventada en Siria.

  • Kubbeh (kibbeh)

Carne picada de ternera con hierbas y  cubierta de un empanado de bulgur (trigo triturado), y luego fritos. El Kubbeh tiene forma oblonga (como balón de rugby) y se suele comer en pequeños puestos callejeros.

Otra variedad del Kubbeh es el Kubbeh Nayyeh, similar a la kubbeh común, pero la carne se sirve cruda y se acompaña con salsa de yogur de ajo.

  • Falafel

Posiblemente uno de los platos más conocidos del oriente medio. Esta hecho a modo de pequeñas bolas de vegetales y garbanzo fritas. El falafel jordano suele ser más pequeño que el que estamos acostumbrados a ver  en occidente, pero el precio de un sándwich con 2 o 3 bolas de falafel en cualquier calle de Amman no pasa los 35 céntimos de Euro.

  • Tabulé

El tabule o taboule es una ensalada de perejil, trigo y menta finamente picado acompañada también de tomates, cebolla y sazonada con aceite de oliva y jugo de limón.

  • Fattoush

Ensalada de verduras picadas (tomates, pepinos, rábanos, etc) mezclada con trozos de pan sin levadura seca o frito y sazonado con aceite de oliva, jugo de limón y zumaque. El crujiente del pan es un agradable contraste con las verduras suaves, lo que da cierta reminiscencia a una ensalada Cesar, pero estilo Bizantino.

  • Labaneh

Yogur cremoso suficientemente espeso como para poder untarse en el pan plano y hacer un sándwich. El sabor es bastante fresco y especialmente agradable cuando se mezcla con aceite de oliva. El Pan con Labaneh es el desayuno típico de Jordania.

  • Moutabel

Berenjena asada y mezclada con puré de ajo, que se diferencia del Babba ghanoush  por no tener cebolla y tomate.

  • Haloumi / j’ibna bedhah

Es un queso fresco semi-blando de bajo contenido en sal. Recuerda mucho al queso feta griego, por lo cual es un elemento con muchas posibilidades a la hora de hacer ensaladas.

Bebidas jordanas

El té en Jordania es la bebida de elección y puede variar entre una amplia variedad de sabores dependiendo de qué hierbas se mezclen. Hay casi infinitas combinaciones de té de salvia, tomillo, menta y romero. Desde luego un tratamiento de lo más saludable para el estómago.

Por su parte, el café en Jordania se presenta en dos enfoques, el café “árabe” y el café a la turca.

El café árabe es generalmente el bebido por los beduinos y se compone de una fina de café amargo con cardamomo molido y servido en porciones del tamaño de un espresso. El café turco es el mas popular en las ciudades. Es mucho más fuerte que el café árabe y no se sirve con azúcar.

Te en Jordania