Saltar al contenido
Revista y blog de viajes

Aqaba, la aventura de bucear en el Mar Rojo

La región de Aqaba,  uno de los tantos tesoros que guarda Jordania, es 

A orillas del Mar Rojo, forma parte de un golfo que goza del favor de los turistas, cuyo número se incrementa año tras año, atraídos por la fauna marina y por la transparencia y  calidez de sus aguas cuyas temperaturas, que oscilan entre los 22 y 28 grados, resultan  ideales para disfrutar del submarinismo.

El entorno y también las aguas, despliegan un atractivo abanico de colores aportados por los numerosos peces tropicales y los arrecifes de coral situados aproximadamente,  a menos de 100 metros de la costa.

El fondo del golfo de Aqaba es un desfiladero submarino que en pocos metros se precipita a grandes profundidades, circunstancia que destaca posibilidad de hallar gran cantidad de lugares de inmersión, a pocos metros de la orilla y a lo largo de toda la costa.

El sitio también  propicia la posibilidad de realizar excursiones nocturnas de buceo para poder avistar a una multitud de criaturas marinas que sólo salen por la noche. De cualquier manera, los buceadores inexpertos pueden acceder a cualquier de los varios centros de buceo con que cuenta Aqaba que ofrecen equipos en excelentes condiciones para la práctica del submarinismo, instructores profesionales y traslado en barco hasta los lugares de mayor riqueza marina.

Pero también se pueden practicar otras actividades y deportes acuáticos y disfrutar de un importante parque marino, si el buceo no es lo tuyo y buscas otras alternativas de ocio. Una experiencia interesante es realizar un paseo en los típicos barcos con suelo de cristal que permite visualizar los animales que habitan el fondo del Mar Rojo, los arrecifes de coral y divisar la ciudad desde una perspectiva diferente.

Aqaba suma además una infraestructura hotelera de primera categoría y buen tiempo durante todo el año, características de un destino ineludible.