Saltar al contenido
Revista y blog de viajes

Alta montaña en Kenia

Duna en Baja California

Kenia, con sus 150.000 kilómetros cuadrados, es un destino turístico de aventuras naturales que contempla casi todas las posibilidades orográficas del mundo, entre ellas alta montaña donde practicar actividades relacionadas con la escalada y el senderismo.

En la sierra central, a un par de cientos de kilómetros al norte del ecuador, se alza el Monte Kenia. Para los aborígenes, este sitio es sagrado, ya que es aquí donde el dios Ngai (máxima deidad de las tribus  Kikuyu y Masái) reside.   Monte Kenia es la montaña más alta de Kenia y la segunda más alta en África (después de su vecino el Kilimanjaro) y es uno de los pocos lugares cerca del ecuador africano con glaciares permanentes.

Muchos piensan que esta montaña fue nombrada por el país donde se encuentra, pero lo cierto es que es todo lo contrario. El nombre de la región fue derivado de “Kirinyaga”, como anteriormente era conocido el Monte Kenia.

Llegar al Monte Kenia

La montaña se encuentra a 180 kilómetros al norte de Nairobi, en el Mount Kenya National Park, área protegida bajo la administración del Kenya Wildlife Service . Este volcán extinto se formó hace un par de millones de años y se alza en la parte central de una reserva de vida salvaje de 700 kilómetros cuadrados.

El primer ascenso documentado a la montaña fue realizado por el naturalista y geógrafo Halford Mackinders, en 1899. Después de la propagación de este hito, la montaña se convirtió en un reclamo que atrae a varios miles de escaladores locales e internacionales anualmente. Es esta popularidad la que ha contribuido al deterioro del medio ambiente y la acumulación de basura, pero también ha facilitado de manera positiva el desarrollo económico y estructural de la región con la creación de famosos hoteles y resorts como el Mount Kenya Safari Club, Naro Moru River Lodge, The Treetops y otros tantos. Los turistas que no quieren (o no pueden) practicar deportes de alta montaña a menudo se alojan en estos hoteles y disfrutan de las vistas, alojamiento de lujo, aire fresco y una tranquilidad casi incomparable en el continente.

En comparación con el Kilimanjaro, el Monte Kenia es relativamente fácil de escalar y la cumbre principal (Pico Uhuru a 5895 m.s.n.m)  puede ser alcanzada por la mayoría de los escaladores con un mínimo de preparación.

Ecología y recuperación de la alta montaña

La misión de limpieza del Monte Kenia se formó en mayo de 1998 gracias a los intentos de las comunidades locales y ONG’s para evitar el constante deterioro del entorno natural por parte de viajeros poco escrupulosos. Lamentablemente no se ha podido lograr un compromiso firme por parte del gobierno de Kenia para colaborar en el mantenimiento del lugar, por lo que el respaldo financiero del proyecto se ha hecho en su totalidad por empresas locales y donaciones de empresas y particulares de todo el mundo.

Rutas y senderos más transitados

La del Naro Moru es la más popular de todas las rutas que conducen a la cúspide de la montaña. Si bien es la ruta de pendiente más pronunciada, es la manera más rápida de llegar hasta arriba,  lo cual puede suponer un gran inconveniente (en vez de ventaja) si el escalador es susceptible al mal agudo de montaña. El  ascenso que sigue la ruta de PointLenana  y  descenso de esta se puede realizar en 3 o 4  días, dependiendo de las condiciones del escalador.

El turismo en Kenia se ha visto mermado por los recientes conflictos en las vecinas Somalia y Etiopía, pero si tus intenciones son quedarte al sur del país (donde queda ubicado el Monte Kenia) no habrá ningún problema bélico.