Saltar al contenido
Revista y blog de viajes

El turismo en Kamakura, Japón

Gran Buda en Kamakura

Kamakura, en Japón, es tal vez el mayor exponente en cuanto santuarios y templos se refiere. Allí se encuentra la famosísima estatua de Budha, un atractivo turístico sin comparaciones. Kamakura es una bella tierra adornada por montañas y por la bahía de Sagami.

Kamakura es una gran opción para equilibrar el movimiento de la concurrida Tokio, y el turista tendrá que saber que Kamakura, se encuentra solo a 50 kilómetros de la capital japonesa. La ciudad puede ser recorrida tanto a pie, como en autobús, o bien se puede tomar la opción de alquilar unas bicis, y disfrutar de un paseo encantador.

Puerta entrada templo Engakuji Kamakura

Los templos más representativo e imperdibles para el turista son; Engakuji, un templo zen, construido en 1282, en homenaje a los caídos en la guerra contra Mongolia. Este encantador templo está rodeado de montañas, el Templo Tokeiji, un recinto digno de ser abordado, ya que cuenta con la particularidad de haber sido en la antigüedad un refugio para mujeres maltratadas.

El Templo de Jufukuji, ideal para ser visitado en primavera, fue construido por el monje Eisai, quien promulgó e introdujo el budismo zen en Japón, el Templo Kenchoji, uno de los más trascendentales de la ciudad, comprende una gran cantidad templos más pequeños en su interior.

Estatuas budistas en Kamakura

Por último, no podemos omitir una referencia a la máxima atracción de Kamakura: su gran Buda sentado, que se encuentra en el Templo de Kotokuin, y alcanza los 13 metros de altura. Una pieza histórica totalmente en bronce.