Saltar al contenido
Revista y blog de viajes

Malasaña, donde empiezan las modas

Hoy vamos a hablar de un barrio de Madrid, que es uno de los más frecuentados, tanto por jóvenes, como por gente mucho más madura. Se trata de Malasaña, un barrio del centro de la capital, que es popular por la cantidad de locales de fiesta, de tiendas alternativas, y de lugares donde pasar una tarde y una noche fabulosa. Si quieres saber lo que puedes encontrar por aquí, no lo dudes, y sigue leyendo el artículo, porque te servirá para que te hagas una idea de dónde te estás metiendo. No te olvides, y acompáñanos, porque te será de utilidad, te lo aseguramos.

Lo cierto es que es uno de los barrios de moda. No es tan caro como el de Salamanca, y es de lo más céntrico. Estas características hacen de Malasaña un buen lugar donde pasar una tarde, comenzar una noche, o simplemente pasar el rato con personas que nos agradan, charlando, o solamente, tomando un café, mientras se discute de cualquier cosa, ya sea filosofía, o moda. Las opciones y alternativas son muchas, así que no debemos precipitarnos, porque lo mejor es conocer el barrio a fondo, sin ningún impedimento.

Mucho más que tiendas

Malasaña es el lugar de referencia de muchas tribus urbanas. Los últimos son los hipsters. Gente que quiere estar de moda, precisamente renegando de la moda. En cualquier caso, es muy útil saber de este barrio, porque aquí puedes encontrar prácticamente lo que necesites, sea de la tribu urbana que seas. Cercano a Tribunal, es posible encontrar lugares para tomar un par de buenas cañas, pero también beber un buen cappuccino, sin importar que no estés en Italia. También encontrarás salas alternativas, y todo tipo de actividades que harán que te sientas de lo más a gusto.

Además, tenemos que hablar también de las tiendas. Y es que Malasaña se especializa sobre todo en tiendas vintage y de segunda mano. En estas tiendas, a las que puedes acudir para vender algo, también es posible comprar desde vestidos que pertenecen verdaderamente a los años 60, hasta una máquina de escribir vieja, y todavía funcional. Verás cosas que te recordarán a tu infancia, por lo que es de lo más habitual pensar que no deberías haber tirado todo eso. Aún así, esa rememoración te hará sentir como en casa, por lo que es un buen hábito recorrer este tipo de tiendas para intentar cazar alguna ganga. Quién sabe, puede que encuentres la oferta de tu vida.

Por otro lado, también es habitual encontrar coctelerías, y algunos gastro-bar, que últimamente están surgiendo de la nada. Resulta que poco a poco, se van abriendo locales alternativos, de comida exótica, tanto sana, como comida basura, con un toque de lo más peculiar. Y ese toque hace que un sitio pertenezca a Malasaña. No se trata de contextualizar todo en una tribu, sino sencillamente de ser algo más original que el resto. Por eso, en Malasaña tienen cabida todos los estilos que podamos imaginar, no solamente, uno. Así que, no te preocupes, porque aquí encontrarás tu lugar.

Por último, pero no por ello menos importante, hay que decir que en Malasaña también es habitual encontrar algunas cafeterías con estilo, que son muy bonitas todas ellas. Suelen ser baratas, y no nos referimos  aquellas  en las que te sirven una ración mínima y enseguida te tienes que ir, sino que puedes quedarte ahí, en sus sofás cómodas, todo lo que quieras.  Como ves, hay sitios de diversas clases, para todos los gustos. Es tan simple como ir al que te apetezca, según lo que quieras ese día.